Consejos en tus primeras sesiones de fotos de moda

Siempre que vamos a hacer algo en la vida por primera vez nos surgen un montón de dudas y nervios fruto de la falta de experiencia. Es algo habitual, muy normal, y sobre lo que no hay que preocuparse más de lo estrictamente necesario. Y por supuesto, en el mundo de la moda sucede exactamente lo mismo. Si estás empezando a abrirte camino en el sector del modelaje, es normal que te sientas insegura antes los posibles resultados, antes la experiencia desconocida para ti, por la presencia de personas a las que no conoces, etcétera. Por este motivo, en este breve post te vamos a dar una serie de trucos, más bien consejos básicos, que debes seguir, especialmente en tus primeras sesiones de fotos de moda como protagonista, pero incluso cuando ya te hayas convertido en toda una modelo profesional. Gracias a estas pautas y consejos, te sentirás mucho más segura en tus sesiones de fotos, los resultados serán notablemente mejores, y tu carrera profesional despegará a mayor velocidad.

Es fundamental que conozcas al fotógrafo o fotógrafa, incluso si no es posible hacerlo en persona. Busca información sobre él, pregunta a otros conocidos, mira en foros de internet y en blogs especializados, observa su trabajo, etcétera. Esto te dará mucha más confianza pues ya no te “enfrentarás” a alguien tan desconocido. Y siempre que sea posible, trata de quedar con él en persona, visitar su estudio y conversar acerca del trabajo que vais a hacer juntos, preferiblemente tomando un café y en un ambiente relajado y distendido.

Si aún siente algo de pudor o vergüenza, no dudes en ensayar frente al espejo, observarte, e incluso realizar fotografías a modo de prueba y mostrarlas a tus amigos y familiares. Esto te ayudará a sentirte más cómoda con la cámara.

Si lo que sientes básicamente en inseguridad porque se trata de tu primera sesión de fotos o de una de tus primeras sesiones de fotografía de moda, puedes apoyarte en algún conocido que te acompañe. Debe ser alguien de confianza (tu hermana, tu mejor amiga, etcétera), pero también debes tener cuidado de que se trate de alguien que no vaya a interferir en tu sesión de fotos. Tu acompañante estará ahí para hacer acto de presencia y concederte un apoyo, pero no para opinar ni ponerte más nerviosa de lo que ya estás. Por lo tanto, un novio celoso o una madre demasiado protectora, podría ocasionar el efecto contrario al deseado.

Por último, déjate llevar; recuerda que el profesional es el fotógrafo, él domina los conocimientos, las técnicas, la luz, la imagen y por lo tanto, él sabrá cómo sacar lo mejor de ti, cómo hacer que luzcas más bella que nunca.

Deja un comentario