Consejos para que tu fotografía de producto sea diferente a las demás

Los medios de comunicación, las redes sociales y las empresas están adaptando todo su contenido para que sea más visual. Vender un producto sólo con imágenes es un hecho, así que la competencia por tener las fotos más originales aumenta día tras día. Pero no se trata sólo de vender, se trata de comunicar. Os desvelamos unos cuantos consejos para que tu fotografía de producto sea diferente a las demás.

¿Cómo hacer que mis fotos de producto llamen la atención frente a todas las demás?

Nos enfrentamos a miles de impactos que nuestros cliente ven sobre otros productos o servicios. El espectador está cansado de ver lo mismo, y lo que es peor, tiene la vista acostumbrada y la mayoría de cosas pasan desapercibidas. Es tarea nuestra y solo nuestra darle un giro a nuestra estrategia de marketing y realizar una sesión de fotos planificada al detalle para obtener resultados originales y con mucha fuerza comunicativa. A mayor imagen de marca, más ventas.

Fotografía profesional de alimentación

  1. Muestra visualmente el uso que va a tener

Muchas veces damos por hecho que el cliente sabe perfectamente todos los usos de un producto sólo con ver la fotografía del mismo con fondo blanco y el título o descripción que lo acompaña. La realidad es que pocas personas se paran a leer con detenimiento, ¿qué mejor que facilitarle ese proceso enseñándole visualmente el uso de ese producto? De esta manera, resolverán las posibles dudas que tengan, y se podrán imaginar con él. Este último aspecto es más importante de lo que creemos a la hora de tomar decisiones de compra.

Si te atreves a rizar el rizo, buscar formas originales de usar tu producto y plasmarlas en las fotos es una gran estrategia de marketing. Si aportas ese valor añadido diciéndole a una persona cómo usar algo que no se le había ocurrido antes, ganarás puntos en imagen de marca.

 

  1. Consejos para fotografía de producto: Utiliza otros elementos para destacar las ventajas del tuyo

Puede parecer una contrariedad, ¿no debería sacar solo mi producto? ¿Y si se fijan más en los otros elementos? Aquí entra en juego la capacidad de escoger bien los elementos complementarios, la posición en la que estén colocados, de manera que tu producto simplemente esté complementado. El objetivo aquí es dotarle de un contexto para que los clientes se hagan una idea visual de las ventajas de tener tu producto.

Estudio de fotografía en Madrid

Un ejemplo claro es la fotografía de alimentación, en este caso, la figura del Home Economist ayudará a preparar los alimentos para que parezcan más apetecibles y a colocar cada detalle de manera estratégica. La mayoría de los alimentos que vemos en revistas, anuncios, folletos, cartas, etc están manipulados para que el aspecto aguante una sesión de fotos y tenga el mejor aspecto posible. En definitiva, la comida entra por los ojos.