Fotografía de Arquitectura

Para realizar  fotografía de arquitectura o inmobiliaria se necesita poco más que una buena cámara fotográfica y un trípode. Si estas leyendo esto y eres aficionado a la fotografía y te gusta viajar, puedes decir, ¡ya lo tengo todo!. No obstante a parte de buen ojo para este estilo de fotografía, son necesarios muchos años de experiencia para conseguir resultados profesionales. Los entornos  de exteriores donde se suelen realizar este tipo de fotografías de arquitectura nos suele brindar una perfecta luz natural para trabajar, pero esto también hace que tengamos que exprimir al máximo nuestra cámara y nuestros conocimientos  fotográficos (luces, sombras, encuadres, etc).

Al igual que en otras disciplinas de la fotografía profesional como puede ser el retrato, en este estilo de fotografía necesitaremos imágenes finales lo más fieles posibles a la realidad. Aunque con nuestros objetivos angulares todo parecerá más grande y espacioso, tenemos que cuidar la perspectiva. Es común encontrar fotografías de edificios donde se ha trabajado con un angular (incluso ojo de pez) tan amplio que empezamos a ver los bordes de la fotografía curvados, incluso algunas líneas rectas en los edificios comienzan a no estarlo. Un resultado final poco acorde con la realidad que no será bien recibido por el cliente final.

Antes hablábamos de las luces y las sombras. Creemos que en la fotografía arquitectónica, esto será nuestro peor enemigo. Hora central del día, el sol está la vertical y pese a tener gran cantidad de iluminación, nos encontraremos con zonas muy oscuras y con zonas muy claras. Aquí la experiencia del fotógrafo será fundamental para obtener cielos azules (y no quemados) y zonas en sombra donde puedan distinguirse elementos. Tendremos una ayuda extra para ello gracias a nuestros potentes programas de edición, pero si no obtenemos  una imagen profesional inicialmente, no podremos arreglar ese trabajo posteriormente. Aunque no siempre es posible, recomendamos realizar las fotografía al amanecer o al atardecer, donde las sombras serán muchos más suaves y tendremos una luz mucho más uniforme y bonita.

La fotografía de arquitectura suele pecar de bastante estática. Todos tenemos en la mente las típicas fotos y perspectivas de los edificios más emblemáticos de tu ciudad. Nuestra recomendación de cara a enfrentarse a un trabajo profesional es que (a parte de realizar las clásicas fotografías desde una perspectiva normal) intentes fotografías el edificio, casa, parque,….desde otras perspectivas. Incluso se pueden fotografiar detalles de edificios que pueden dar una nueva visión y gustar al cliente final. No cuesta nada, son digitales, así que no tengas miedo a mover la cámara y experimentar.

Igualmente la fotografía arquitectónica suele dar como resultado imágenes “solitarias” con estructuras que no se mueven. Si tienes la oportunidad y te encuentras en una zona donde haya gente, coches, etc, prueba a fotografiar con exposiciones largas, verás como la espera merece la pena.

La fotografía de inmuebles es algo realmente bonito, en Medya llevamos más de 10 años fotografiando innumerables espacios y trabajando con algunos de los mejores arquitectos del país.

Fotógrafía profesional para arquitectos

 

Deja un comentario