Fotografía de producto con macro

El 21.8% de la población mundial compra por internet, por este motivo, cada día aparecen nuevas ecommerce. Que haya más consumidores también implica que haya más competencia, por eso debemos trabajar todos los aspectos de nuestra web (fácil e intuitiva navegación, compra segura, textos directos y sencillos). Uno de los elementos más importantes de una tienda online son las fotografías de producto. ¿Por qué? La fotografía es más persuasiva y aumenta la tasa de conversión,  si se trabaja bien. Esto quiere decir que un visitante de una web con fotografías de producto trabajadas y de calidad tendrá más posibilidades de comprar el producto que en una web con fotos descuidadas. Hoy hablamos de la fotografía de producto y el macro como herramienta necesaria.

Iluminando el set para la fotografía de producto

Para fotografiar productos necesitamos un equipo de flashes, vamos a trabajar una profundidad de campo suficiente para que todo el producto (y normalmente el fondo) esté enfocado. También es recomendable usar algún difusor para reducir las sombras sobre nuestro producto. El histograma será tu gran aliado para saber si vas por buen camino a la hora de iluminar el espacio de trabajo. Una sugerencia es que, si tienes la posibilidad, utilizar la mayor cantidad de luz natural posible, aunque utilices un difusor para suavizarla.

¿Qué fondo escoger?

Normalmente escogemos el fondo blanco, pero también existe otro fondo neutro que podemos tener en cuenta: el fondo negro. Otro color supone un riesgo para los resultados de nuestro producto, aunque no está prohibido usar otros colores. Esto se piensa sobre todo para fotografía para web, es más fácil su adaptación cuando el fondo es de color blanco.

Estudio fotográfico en Madrid

Preparación y colocación del producto

Los posibles clientes siempre van a ser muy exigentes y se van a fijar en todos los defectos del producto, así que las sesiones deben ser igual de exigentes para obtener las mejores fotos posibles. Por este motivo, es recomendable que escojamos la mejor pieza que vayamos fotografiar (una prenda de ropa, una botella, un alimento, una joya, un reloj, una moneda). Una vez tenemos escogido el que mejor estado tiene y el más atractivo, es obligatorio limpiarlo al detalle antes de la sesión, porques fácil que se quede alguna huella sobre él si no llevamos cuidado. Y si podemos evitar más trabajo a la hora de pos producción, mucho mejor.

El home economist se dedica a ayudar en las sesiones de fotos gastronómicas, dejando que los alimentos tengan un aspecto brillante y apetitoso. Estos profesionales saben cómo colocar los alimentos, pegándolos y sujetándolos con algunos trucos para que parezcan jugosos y atractivos.

El color en la foto de producto

Podemos mejorar el producto, pero no cambiarlo, así que vamos a potenciar el color de los elementos. Esto se consigue haciendo un balance de blancos perfecto, disparando en formato RAW para una calidad de fotografía 100%.

Fotografiando con macro

Esta fotografía trata de capturar el elemento fotografiado con un tamaño superior o igual en la fotografía a su tamaño real. El objetivo con este tipo de fotografías es que el cliente al ver la foto sienta que lo tiene delante, incluso sienta que lo está tocando. Por ello, los detalles del producto deben verse con calidad y claridad. Para lograr esta premisa, utilizaremos unobjetivo macroque nos permita enfocar elementos muy cercanos.

A través de estas fotos el cliente se hará una idea de los atributos físicos del producto, pero también de los usos que tiene. El objetivo es que sin la ayuda de un texto, el cliente tenga clara la información necesaria para decidir si comprarlo o no. Cuantas menos dudas creemos en el cliente,más fácil será conseguir esa conversión.

Fotografía de producto con macro

Fotografía de elementos pequeños

Los productos pequeños necesitan especial cuidado en la escala, ya que necesitamos que el cliente que está viendo la foto se haga una idea clara del tamaño real. No queremos que sienta que ha comprado algo que no esperaba. Para estos casos se pueden utilizar elementos de referencia mínimos para no desviar la atención del producto.

Por ejemplo, en el caso de la fotografía de joyería: debemos cuidar tanto la iluminación como la posición de las joyas durante la sesión, así como el color real de la joya. Los detalles son imprescindibles, ya que nos encontramos con un producto que suele ser para regalo, y con un precio elevado. El nivel de exigencia aquí será máximo.

En el caso de fotografiar relojes necesitaremos encontrar el encuadre optimo donde el elemento principal se encuentre en el centro de la composición, donde estará enfocado y el fondo quede en segundo plano. La iluminación debe ser homogénea encima del reloj. Un truco es poner las manecillas en las 10:10 para que se aprecien todos los detalles estéticos del reloj. Gracias al macro podremos ofrecer fotos detalle de la correa, la esfera, la corona, el cierre.

Fotografiar monedas es una tarea compleja, necesitaremos un equipo especial para conseguir buenos resultados: Un objetivo macro (u otra herramienta similar) para sacar al detalle la moneda. Un flash externo combinado con luz natural (a ser posible angular), y difusor para suavizar la luz que cae sobre la moneda. Un disparador nos ayudará a conseguir una imagen más nítida, evitando cualquier mínimo movimiento al disparar. Por último, un trípode que nos aporte máxima estabilidad.

Fotografía de ropa

La fotografía de ropa es compleja ya que el cliente necesita hacerse una idea muy real de lo que se va a encontrar. Debe imaginarse como le quedaría puesto con tan solo un vistazo en las imágenes. Así que el color, el tamaño y el tejido deberán quedar claros cuando se amplíe cada imagen.

Edición de la imagen

En una sesión de fotos de producto tenemos que estar pendientes de muchas cosas, así que es fácil que se nos escape algún detalle por alto. Hay aspectos que no somos capaces de percibir hasta que tenemos la fotografía en una pantalla ampliada. Así que, una vez ha terminado la sesión, sólo nos queda la pos producción para conseguir el mejor de los resultados.

No sólo utilizamos el retoque de imágenes para borrar imperfecciones en los productos, también lo haremos para potenciar sus virtudes sin convertir nuestro producto en otro distinto. Necesitamos que el producto se ajuste lo máximo a lo que el comprador se va a encontrar cuando le llegue a casa. Si el cliente se siente engañado/estafado, sólo conseguiremos malas reviews y será contraproducente para nuestro negocio.

La edición básica en las imágenes de producto comprende el ajuste del balance de blancos y sombras, aplicar unamáscara de enfoque, y en algunos casos, un re-encuadre de la imagen.

Fotografía profesional de relojes

Consigue una fotografía diferente

Gracias a la fotografía macro puedes conseguir una imagen del producto atractiva, pero lo ideal es encontrar maneras más originales de plasmar los atributos de tu producto (ya sea con otras perspectivas, ángulos o posiciones). Para ello, vamos a trabajar la sesión con el plan de marketing y así podremos ver en el resultado final ese valor añadido del producto. Y también ganarás puntos en la imagen de empresa que los demás tienen sobre ti.

Resultado final de calidad

Cuidaremos aspectos como la iluminación, color, posición, colocación y retoque final de las imágenes para conseguir una calidad final excepcional, ya que estos materiales se pueden utilizar en formatos impresos (catálogos o publicidad) o para ser ampliados en la web. Nunca olvides quién es tu público, hablo visualmente su idioma y enséñale cómo lo va a disfrutar si lo adquiere. Tanto el nivel de las fotografías de producto, como el diseño de la web y su contenido deben estar al mismo nivel para que los resultados de conversión sean óptimos y nuestra tienda tenga éxito.

Para asegurarnos que la calidad de las imágenes y la sesión de fotos está hecha por profesionales, contaremos con una productora audiovisual con experiencia en fotografía de producto que nos aconseje y asegure resultados óptimos. Ellos trabajan con distintos tipos de empresas con diferentes productos, manejan lenguajes audiovisuales de todo tipo y pueden aportar experiencia y profesionalidad en cada disparo.