Fotografía de producto profesional. Estudio en Madrid

Si tienes un negocio online, ya sabrás la importancia que tiene la fotografía a la hora de vender tu producto o servicio. Está claro que lo visual tiene más poder que el texto a la hora de convencer a nuestro potencial cliente. En esta guía de fotografía de producto hablaremos de sus distintos tipos, cómo enfocarlos para sacarle el mayor partido y las distintas técnicas según la plataforma.

Elección del material y su preparación

La fotografía de producto requiere de mucha exigencia, ya que los clientes se fijan mucho en los detalles antes de decidir si compran o no el producto. A la hora de preparar la sesión, necesitamos tener en nuestros manos la mejor versión de los productos que vamos a fotografiar. Lo que queremos decir con esto es que escogeremos la joya que mejor estado tenga, la botella con menos imperfecciones, y seguiremos esa premisa independientemente de lo que vayamos a fotografiar. Es una pequeña labor de selección y de limpieza de los productos que nos ahorrará posterior trabajo en la sesión y en la edición, si hacemos bien este paso, también aseguraremos mejores resultados.

Hay profesionales que se dedican únicamente a preparar la sesión, como la figura del home economist: su objetivo es ayudar en las sesiones de fotos gastronómicas haciendo que la comida parezca lo más apetecible posible. Estos profesionales deben tener conocimientos de diseño, cocina y fotografía. Los alimentos suelen estar pegados o sujetados y después de la sesión ni siquiera se pueden comer.

Hay otros profesionales muy importantes, por ejemplo, para la fotografía de ropa buscaremos un atrezzista que nos ayude a crear las composiciones.

Edición fotografía producto

Planificar las sesiones de fotografía de producto 

¿Cómo fotografiar ropa?

Esta es la primera pregunta que te vendrá a la cabeza. Para toda fotografía de producto lo mejor es darle al cliente una visión real de lo que se va a encontrar. En este caso, y lo verás en las principales tiendas online de ropa, se usan modelos para que esa persona se imagine cómo le quedaría a ella. Contratar modelos siempre nos supondrá un coste fijo bastante alto. Así que todo dependerá del presupuesto que tengamos. Esto no quiere decir que los resultados de realizar fotografía de ropa sin modelos tengan que ser malos.

Si descartamos la contratación de profesionales de la moda, tendremos que cuidar mucho los detalles para que la ropa se vea lo mejor posible. Es posible que nos lleve más tiempo hacer pruebas, incluso podemos utilizar algún maniquí para darle un poco de forma a nuestro producto. En todo caso, lo mejor es contratar un atrezzista que nos dé soporte a la hora de componer nuestras fotos y hacer que resalten más.

 Fotógrafo de ropa en Madrid maniquí invisible

La fotografía de joyas es la más difícil de dominar

Hay dos aspectos con los que debemos lidiar a la hora de hacer fotografía a joyas: la primera es que el tamaño de la joya debe quedar claro en la foto. Es decir, son productos muy pequeños y tendremos fotografías de cerca, así que la escala debe estar perfectamente plasmada para que no haya sorpresas cuando el cliente reciba el producto o cuando lo esté viendo en la tienda. Es un tipo de producto de capricho y de objeto de regalo, así que por ello es primordial que se cuide hasta el más mínimo detalle.

Otro de los aspectos con los que pelearemos durante estas sesiones de fotos son los reflejos en las joyas. Es imposible impedir que se nos escape un reflejo. Para no tener un trabajo de edición más laborioso aún si cabe, podemos cuidar la colocación de cada pieza, ayudándonos con las sombras y haciendo pruebas con la iluminación, así podremos evitar el reflejo en nuestra foto.

 Fotogafía profesional de joyas y bisutería

Fotografía de botellas

Al igual que con las joyas, hay otros productos que nos dan problemas en las sesiones, como las botellas. La complicación se da cuando intentamos capturar las curvas y nos aparecen los reflejos. Por mucho que cambiemos la iluminación, no podremos evitar que en algún lado aparezca un reflejo. Para evitar que la edición de las fotografías de botellas se extienda demasiado, podemos hacer pruebas con la colocación de las botellas y la iluminación para que aparezcan menos reflejos. Otro de los aspectos que cuidaremos con la iluminación es cómo se va a ver el líquido del interior.

 Fotógrafo de botellas en Madrid

La importancia del home economist en la fotografía de comida

Esta fotografía es una contrarreloj, ya que estamos trabajando con comida que va a estar expuesta durante mucho tiempo a focos y altas temperaturas. Debe conservarse en el mejor estado posible, así que hay que organizarlo todo cuanto antes para aprovechar el tiempo de la sesión lo mejor que podamos.

 Fotografía profesional bodegones y home economist

Después de la sesión: EDICIÓN

La edición de las fotos para arreglar pequeños detalles

La edición posterior de las fotos es vital para un acabado profesional, y nos puede ayudar a hacer desaparecer elementos que desvían la atención de nuestros productos. En el caso de la ropa podemos hacer desaparecer el maniquí y dejar solo la prenda.

La edición de las fotos de ropa también nos ayudará a arreglar esos pequeños fallos que no percibimos durante la sesión de fotos. Ten en cuenta que el color de la ropa tiene que acercarse lo más posible al real. Los consumidores de ropa son muy exigentes y esperan que el producto sea como lo ven a través de la pantalla. 

Aun siendo cuidadosos con la iluminación, la colocación y la limpieza de las joyas antes de la sesión, es posible que se nos haya escapado algún detalle. Como en este sector nos encontramos ante un cliente exigente, vamos a cuidar al máximo el color real de la joya al de la fotografía. Las joyas suelen ser regalos muy personales, el cliente espera que sea un regalo perfecto para el destinatario, ya que se suelen adquirir para ocasiones especiales. Si el cliente tiene una mala experiencia, nos puede suponer la devolución.

En el caso de las botellas, hay casos en los que se fotografía todo por separado y luego se juntan en la edición.

 Edición profesional fotografía

Fotografía de producto: Plataformas 

Diferencias entre fotografía de producto para redes sociales y para web 

Aunque creamos que una sesión de fotos de producto con fondo blanco nos va a servir tanto para web como para redes sociales, no es del todo aconsejable. ¿Por qué? Las redes sociales requieren de fotos más visuales, con un contenido más atractivo. El objetivo difiere según la plataforma: en la web queremos que el cliente vea el producto tal cual es, con todo detalle. En las redes sociales contamos historias y potenciamos las cualidades del producto, tratamos de hacer que la persona se imagine con él.

Hay varias técnicas recomendables para hacer fotos de producto para redes sociales. Una de ellas es la técnica del Flat Lay: es ideal para redes sociales, ya que nos ayuda a contextualizar un producto con una historia. Si aún no lo conoces, se trata de situar la cámara arriba, lo que se conoce como plano cenital, y enfrente situar el producto rodeado de otros elementos  y jugando con la composición y los colores. Es una técnica dinámica y atractiva y el coste es bastante asequible.

¿Por qué es importante para un ecommerce cuidar las imágenes en Instagram?

La fotografía de productos en redes tratan de contar historias que nos ayudan a transmitir los valores de la marca. Los valores son importantes para generar la conexión entre el cliente y la empresa, a través de los colores que elegimos, el estilo de la foto y las emociones que capturamos. Aunque estas fotos nos pueden servir para todo tipo de redes sociales, la mejor herramienta para forjar esa relación es Instagram. Esa cercanía que acerca al cliente a nuestro producto, podrá llegar a conseguir nuestra primera compra, y quizá la fidelización de esa persona en nuestra marca. Este último es el mejor objetivo que podemos alcanzar. En las redes sociales se trabajan relaciones en todas direcciones y por ello es importantísimo trabajar el contenido que publiquemos en cada una de ellas:  empresas buscan empresas, clientes buscan servicios, empresas buscan empleados…

Fotógrafo para ecommerce 

Recomendaciones para las fotografías ecommerce.

  1. Plantea un objetivo con la sesión
    Como hemos dicho, el formato visual tiene más poder, así que debemos esforzarnos en las sesiones de fotos para obtener fotografías distintas y de calidad. Siempre con un objetivo fijo: mostrar la funcionalidad del producto, su estética y alguna foto de contexto. Los objetivos nos ayudan a ser más organizativos y conseguir mejores resultados. Plantea esta cuestión antes de planificar la sesión de fotos.

  1. Lo importante es la conversión
    El objetivo fundamental es aumentar la conversión a compra. Procesamos antes lo visual, y como el posible cliente no puede tocar ni ver en persona el producto, tenemos que compensarlo con unas fotos de calidad.

  1. Más calidad es mejor que más cantidad
    Cuánto más fácil se lo pongamos al cliente, mucho mejor. No tenemos que obsesionarnos con tener muchas fotos de producto, es mejor tener menos fotos y mayor calidad. Por ejemplo, si hacemos que esa persona se vea con el producto en sus manos, adquirirá más confianza y habrá posibilidades de compra.

  1. Evita devoluciones y malas experiencias
    Garanticemos que el cliente vaya a recibir lo que ha visto por nuestra ecommerce. Sea lo que sea lo que vendas, no queremos sorpresas para el cliente. En las sesiones es aconsejable capturar fotos desde todos los ángulos que puedas. Este no sólo puede devolver el producto, tampoco nos volverá a comprar ni nos recomendará a ninguno de sus amigos o familiares. Tenemos que saber medir esas consecuencias y darles la importancia necesaria antes de tomar decisiones.

  1. Déjate asesorar
    Es posible que hayamos visto una tienda donde nos gusten las fotos que tengan y queramos las mismas para la nuestra. No todo funciona para todo y lo mejor es contar con profesionales de la fotografía de producto que tengan experiencia en varias páginas web y nos puedan asesorar. Plantea tu idea a tu equipo audiovisual, haz pruebas y saca conclusiones. Ellos te van a aconsejar para que tu producto brille lo máximo posible. La comunicación con ellos es vital para que los resultados sean lo que esperabas.

  1. Piensa en todos los dispositivos
    Cuando hacemos las sesiones tenemos que pensar desde donde van a ver esas fotos. El uso del móvil se está extendiendo para los ecommerce, y los formatos no son los mismos.  Lo mejor es analizar de qué dispositivo vienen nuestras visitas para poder planificar nuestras sesiones de fotos.

  1. Diferenciarnos de la competencia
    En Internet hay mucha más competencia que a nivel local, tener fotografías diferentes nos hará destacar ante los demás. Por ejemplo, no todas las fotos de producto deben tener fondo blanco. Lo importante es destacar el producto.

 Fotografía profesional para redes sociales

Deja un comentario