Fotografía de Ropa

Si estás pensando en montar o ya tienes una tienda online de ropa, ya habrás pasado por la complejidad de hacer las fotografías de producto. ¿Cómo queda mejor la ropa a la hora de fotografiarla para vender? Hoy os hablamos de fotografía de ropa.

 ¿Qué opciones hay a la hora de colocar la ropa para fotografiarla? 

Colocar la ropa en el suelo
Esta técnica se conoce como Flatlay: Se trata de situar la prenda en una superficie plana y realizar la fotografía desde arriba. Es una técnica que nos permite ahorrar en costes porque no necesitamos elementos donde apoyar nuestros productos, pero antes de hacer ninguna fotografía, tenemos que asegurarnos que la superficie esté totalmente lisa y sea blanca.

Usar modelos
Esta es la opción en la que mejor queda la ropa, porque es la más realista y porque rellena el vestuario. Nuestro objetivo es convencer al cliente que está viendo nuestra prenda a que la compre, para ello debemos hacer que se imagine con ella puesta, y que piense que le va a sentar bien. Este recurso nos ayuda a que se visualicen con nuestro vestuario, pero contratar modelos profesionales tiene unos costes altos que no todos pueden permitirse.

Fotografía profesional con modelo

Usar la percha, maniquí o maniquí invisible
Si quieres una alternativa buena y más barata, puedes acudir a los maniquíes: tendrás que ajustar muy bien la ropa a la forma, ayudándote de alfileres para que el resultado sea perfecto. Tendrás que cuidar muy bien cada detalle, nunca sabes en qué se puede tu potencial cliente.

Hay personas reacias a esta técnica porque creen que la ropa puede tener menos protagonismo al ir en un maniquí, ahora se utiliza mucho la técnica del maniquí invisible. Es un efecto que hace desaparecer este elemento en la fase de edición de fotografía.

Fotógrafo maniquí invisible

Fotografía de ropa: Algunos consejos
Sea el recurso que hayas elegido, deberás planchar las prendas, ya que muchas se habrán arrugado por el camino.

Tanto en la sesión como en la edición, no olvides capturar los colores con mucha precisión. No queremos que los clientes se quejen de que la ropa no tiene el mismo color que en la foto, hay que asegurarse que se acerque lo más posible a la realidad. De esta manera, evitaremos devoluciones y reseñas desfavorables.

Tus productos deben mostrarse perfectos en tus fotografías. Pregunta a profesionales en fotos de producto para que te asesoren sobre qué técnica es la mejor para poder sacar el mejor partido a tus prendas.

Deja un comentario