Fotografía Nocturna

Hay muchos tipos de fotografía: de producto, retrato, pintura, deportiva, de paisaje, nocturna… y dentro de estas categorías, hay subcategorías que se pueden entrelazar. Hoy en concreto queremos centrarnos en los tipos de fotografía nocturna, una técnica bastante compleja.

Fotografía nocturna de ciudad.
Es el tipo más sencillo y cómodo de efectuar, ya que se realiza en ciudad. La poca iluminación natural es suficiente para los resultados que queremos. Aunque deberemos llevar cuidado con las luces de los coches, las farolas y los edificios, ya que pueden contaminar nuestra foto. Deberemos configurar bien nuestra cámara para que estas luces no nos ensucien nuestro encuadre perfecto. Si acabas de meterte en el mundo de la fotografía de noche, te recomendamos que empieces por aquí.

Fotógrafo fotografía nocturna

Fotografía de paisaje
Cuando estemos en plena sesión, hay que asegurarse bien del tema luces externas. Lo ideal es que no haya luces que nos molesten y se cuelen en nuestro paisaje. Para la mayoría de fotos que se hacen por la noche es recomendable usar un trípode, ya que trabajaremos con largas exposiciones. Cualquier movimiento que desestabilice se puede cargar la fotografía perfecta..

Fotografía nocturna: Vamos a jugar con la luz
¿Alguna vez has visto las fotografías en las que parece que alguien esté haciendo magia con luces, y has pensado que se han metido con retoque digital? Nada más lejos de la realidad, esta técnica es el light painting o pintura con luz, en el que usas herramientas que hagan luz que mueves mientras el obturador está abierto. Los resultados son absolutamente mágicos.

Fotografía de Fuegos Artificiales
Es muy parecido al que hemos mencionado arriba, LightPainting, pero aquí hay aspectos externos que no podemos controlar, como las condiciones meteorológicas.

Fotografía Fuegos artificiales

Fotografiando el cielo
Vamos con otro de los tipos de fotografía nocturna que requiere bastante técnica y práctica, y un equipo específico: Se trata de capturar lo que se ve en el cielo. Incluso a veces cosas que no somos capaces de ver. En este tipo se juega mucho con la sensibilidad ISO, así nos evitaremos exposiciones demasiado largas. Los resultados en este campo son increíbles.

La fotografía nocturna es bonita y da unos resultados incomparables a otras. Pero es más solitaria, y algunos piensan que más peligrosa. ¿Con cuál te quedas tú? Lo mejor es probarlas todas y decidir, aprenderás mucho sobre tu cámara, y te enfrentarás a situaciones que nunca habías estado. ¿A qué esperas para volverte un experto en fotografía nocturna?

Deja un comentario