Fotógrafo de eventos: las claves más importantes para un buen reportaje

La palabra evento puede englobar muchas situaciones a las que nos podremos enfrentar a la hora de realizar nuestro trabajo fotográfico. Algunas de las más destacadas serían:

– Presentaciones de producto.
– Ferias y congresos.
– Conferencias corporativas.
– Fiestas de empresa.
– Eventos sociales.

En este artículo vamos a desarrollar algunas claves interesantes sobre este estilo de fotografía tan versátil.

 Material Fotográfico para la fotografía de evento:

Es cierto que los buenos fotógrafos de eventos pueden realizar buenas fotografías hasta con una cámara compacta, pero contar con un buen material ayudará a maximizar los resultados y a desenvolvernos bien en cualquier situación, ya que los eventos pueden ser muy diversos. Espacios grandes o muy reducidos. Localizaciones con mucha luz o incluso tener que fotografiar de noche. 10 asistentes o quizás 1.000.

Para no perdernos momentos importantes, deberemos llevar con nosotros todo nuestro material fotográfico disponible. Objetivos gran angular para conseguir esas fotografías vistosas de todo el espacio, pero también necesitaremos realizar planos cercanos (sin molestar a los participantes) por lo que un teleobjetivo será casi fundamental en un evento.

No puedes olvidar igualmente un flash profesional para tu cámara. En muchas ocasiones no hay espacio o recursos técnicos para iluminar adecuadamente grandes espacios, por lo que habrá que disponer de una potente luz allá donde vayamos. Las fotografías en un photocall por ejemplo son muy habituales, si son en exteriores y de noche, necesitaremos esta ayuda extra para que el trabajo final sea profesional.
Incluso si tienes años de experiencia con tu cámara a cuestas recomiendo limpiar siempre bien los objetivos y sensores de las cámaras. Cualquier mota de polvo será imperceptible en la pequeña pantalla digital de la cámara, pero será una gran molestia para la edición de las fotografías, incluso pudiendo arruinar alguna de ellas.

Reportaje fotográfico para empresas

Ser invisible:

¿Qué significa esto?. Hay multitud de trabajos audiovisuales o fotográficos que se realizan con miras a ese material, es decir, los “actores” del proyecto están a nuestro servicio mientras se realiza el trabajo. En un evento o ponencias ocurre al contrario. No se puede parar o repetir cualquier acción por el mero hecho de  no haber estado preparados. Hay que ser ágiles, tener experiencia y sobre todo no molestar. Tu presencia realizando fotografías en el evento tiene que ser casi imperceptible. Si logras obtener buenas imágenes sin molestar a los asistentes tu trabajo será doblemente reconocido.

Buenas Maneras:

Este aparatado podría ser una continuación del anterior. Lo primero de todo es el respeto. Llega puntual (incluso con unos minutos de antelación si no conoces la localización o al cliente personalmente). Preséntate y comenta brevemente todo lo que hayáis  acordado. Seguro que te puede salvar de alguna sorpresa de última hora. Este breve repaso inicial es además una buena manera de repasar todo lo que necesitan y no olvidar ningún detalle. En un evento nos encontraremos con gran cantidad de gente, en muchas ocasiones están distraídos, hablando, comiendo, …y llegas tu para hacer una fotografía. Solemos encontrarnos caras de asombro o incluso gente que se quiere esconder. Se correcto y amable, creando un ambiente distendido conseguirás mejores resultados en tus fotografías.

Tarifas fotografía eventos

Toma de las fotografías del evento:

¿Cuántos fotógrafos profesionales hay?… si pusiésemos a 10 fotógrafos delante de la fachada del hotel Palace, seguramente 8 de ellos realizarían la misma fotografía frontal de la fachada. No quiere decir que esto sea malo, pero busquemos en nuestro trabajo pequeños elemento diferenciadores y consigamos fotografías desde otros ángulos, perspectivas,…experimenta para entregar al cliente final un recuerdo que no todos los profesionales pueden entregarle. Si te diferencias del resto, el cliente verá en ti un profesional con el que realizar trabajos de manera duradera en el tiempo. ¡Ofrece algo diferente!.

Edición de fotografías:

En los últimos años de la era digital hemos pasado por muchos “estilos” de retoque fotográfico que por norma general se han quedado en el olvido o que la gente utiliza solo para cosas muy específicas. Por ejemplo, hace unos años se puso de moda la fotografía HDR (podéis ver un ejemplo tras estas líneas). Vistosa al principio, pero de difícil digestión si tenemos 200 fotografías con un retoque tan pronunciado.

Fotografía HDR para eventos

Las fotografías profesionales de evento no suelen llevar mucha postproducción. A menos que el cliente lo pida, las caras no se suelen retocan y no se va más allá de hacer un ligero etalonaje de color. Esto sirve para uniformar todo el trabajo e incluso dar un toque de identidad propia. También se suele limpiar la fotografía, eliminando o recortar algunos pequeños detalles. Aquí, menos es más.

Tarifas fotografías de evento:

Si os fijáis hemos dejado este apartado para el último. Para la mayoría de los clientes es el primero. El más barato es el elegido. Entendemos que se necesite ahorrar costes, pero se quedan al margen gran cantidad de factores como la experiencia, referencias en nuestra web, profesionalidad, rapidez y forma de contestación, puntualidad y otros tantos servicios añadidos como ediciones de fotos, envíos,…etc. En este punto cada empresa de fotografía tiene sus costes. Si te enfrentas a un evento de proporciones grandes o con mucha cantidad de asistentes, no olvides incluir en el presupuesto un segundo fotógrafo que te ayudará a inmortalizar zonas y actividades que puedan sucederse de manera simultánea y que un solo fotógrafo no podría cubrir.

Hay muchas más recomendaciones y apartados en este estilo de fotografía y las abordaremos en siguientes entradas en nuestro blog.

Como fotógrafos profesionales de eventos nuestra máxima es realizar fotografías para el recuerdo con las que nos recuerden.

Deja un comentario