¿Qué es la fotografía e-commerce?

Una de las técnicas que requiere de más esmero por parte de los profesionales de la fotografía, es sin duda alguna la fotografía de producto. Y es que, de un resultado final con la mejor calidad depende la satisfacción del cliente, pero lo más importante es que definitivamente habrá muchas más posibilidades de obtener las ventas deseadas del producto en cuestión.

Es por lo anterior que, cuando hablamos de fotografía de producto hacemos referencia a todas aquellas imágenes que se reproducen con un objetivo específico: vender o presentar un objeto determinado. Es por esto que, los estándares de calidad para este tipo de fotografías deben ser los más altos, pues la principal característica de estas es que deben presentar la mejor imagen del producto, con la mayor fidelidad de cada detalle.

Características de la fotografía de producto

La fotografía de producto posibilita llevar adelante el uso de los diferentes recursos para representar, de una manera sumamente detalladamente, toda la infinidad de elementos que ser susceptibles de vender como botellas, comida, autos, muebles, ropa. Es por esto por lo que te comentábamos líneas más arriba que la calidad de la fotografía es un factor determinante, pues de esto dependerá la percepción que se tenga del objeto y de su aceptación en el mercado.

Y es que, en muchas ocasiones, una foto es el único medio que tienes para persuadir a un posible cliente, así que es de suma importancia darle la mayor cantidad de detalles e información para así inducirlo a tomar la decisión de compra. Así pues, la mayoría de los profesionales de la fotografía dedican muchas horas de trabajo dentro del estudio rodeados de luces, cámaras y el protagonista, el producto. Todo con el único objetivo de dominar perfectamente, las luces, la opacidad, el volumen, los reflejos y así poder obtener la foto ideal.

Fotógrafo profesional de monedas

¿Qué se obtiene con la mejor fotografía de producto?

  • Despertarás el interés: de esta manera se podrá lograr que los posibles compradores quieran tener el producto.
  • Describir visualmente: las fotos deben dar todos los datos y detalles posibles del objeto.
  • Acercar el producto a los clientes: según la información que brindes con la fotografía de producto, el cliente podrá sentir más conexión con este.
  • Diferenciación con la competencia: una fotografía de producto de la más alta calidad, sin duda alguna se destacará de las otras que puedan existir en el mercado.

¿Cómo se prepara el estudio para realizar fotografía de producto de la más alta calidad?

Técnicamente, la fotografía de producto es algo más complicada en comparación con otro tipo de fotos. Así que, a continuación, te mencionaremos algunas técnicas que usan los profesionales para obtener los mejores resultados:

Fondos

  • Blanco: si el producto a fotografiar tiene colores intensos o si son alimentos, esta opción puede ser la indicada. Las fotografías con fondo blanco son mucho más sencillas a la hora de hacer recortes en edición, y son perfectas para catálogos, revistas, y sitios web.
  • Neutro: el fondo lo es todo en este tipo de fotografía. Se puede elegir blanco o negro, todo depende del tipo de iluminación y los reflejos que se quieran obtener.
  • Negro: el resultado es una fotografía sobria, con efectos sumamente elegantes y es perfecto para productos transparentes.

Fotografía profesional de relojes

Iluminación

Posiblemente este es uno de los aspectos más importantes a la hora de hacer fotografía de producto. Dado que son muchos los factores que se deben tener en cuenta, el profesional debe demostrar su dominio en el tema.

Un fotógrafo profesional, deberá contar con reflectores, flashes, difusores,lámparas y los diversos elementos necesarios que le permitirán realizar su trabajo, ya sea en interior o exterior, y poner en práctica algunas técnicas según el objetivo que se busca. Por ejemplo, puede usar un tipo de luz dura, luz difusa o luces laterales, entre otras.

 Home Economist, clave en la fotografía de alimentos

Ahora bien, hay un aspecto importante que hay que diferenciar en la fotografía de producto y es que no todos merecen ser tratados de la misma forma. Esto quiere decir que, por ejemplo, existe el Home Economist quien se encarga específicamente de preparar platos con alimentos y potenciar el aspecto de estos.

Este, tiene que saber de diseño, de fotografía y de cocina, aunque esta última no es imprescindible dado que no siempre los alimentos que se muestran son comestibles. Es aquí, donde entran todos los trucos de los cuales quizás hayas escuchado, por ejemplo, que el helado es gelatina y las hamburguesas están llenas de palillos por todas partes.

Dicho lo anterior, se puede decir que el Home Economist prepara la comida para que sea la estrella de las fotografías y genere todas esas sensaciones que hacen que las personas queramos comprar ese producto inmediatamente.

Bodegones, una fotografía impactante

Por su parte, la fotografía de bodegón lleva el producto a su máximo nivel. Los elementos que lo acompañan como el fondo, la luz y su decoración permiten que las virtudes del producto se destaquen a simple vista. Esta fotografía es entonces, mucho más elaborada y cuida cada mínimo detalle con la intención de destacar aquellas características imprescindibles.

Es por lo anterior que, si el objetivo principal es atraer nuevos clientes, los bodegones son una excelente opción. Por supuesto, no se pueden mostrar todos los productos a través de la fotografía de bodegones, sin embargo, esta opción es una buena alternativa para aquellas imágenes que requieren de relevancia, como en el área de la publicidad y las cabeceras webs, entre otras.

Fotografo profesional de joyas para subastas

Fotografía de producto: obras de arte

Sí, en la fotografía de producto también tienen espacio las obras de arte. Por ejemplo, cuando se realiza un catálogo o una web con pinturas, esculturas, libros, etc. se necesitan por supuesto, las fotos de estos elementos. Por lo cual, se deben cumplir unos parámetros muy estrictos de dichas obras, dado que el color debe ser absolutamente fiel, la iluminación exacta en cada zona de la fotografía y no debe existir ningún brillo sobre esta.

Cada cambio de lienzo, de escultura o de obra de arte en general, requiere de una iluminación específica y es por esto por lo que los profesionales que realicen este tipo de trabajos deben estar especializados en dicho tema, pues lo que se requiere aquí es una copia exacta en todos los aspectos.