Fotografía profesional para galerías de arte, subastas y museos

De la fotografía de obras de arte puede decirse que es una técnica bastante valorada hoy en día. Es un servicio que ofrecen algunos fotógrafos profesionales para la ilustración de catálogos, algún tipo de publicación promocional o publicitaria y en ocasiones para un particular.

También se da el caso de que el servicio es requerido para la fiel documentación de una obra y se debe dejar constancia del estado en que se encuentra en un momento determinado. Este tipo de fotografías suelen solicitarlas los museos y las galerías como parte de su registro y del estado de conservación de sus colecciones.

La fotografía de obras de arte es una especialidad con un alto grado de dificultad y que exige un nivel profesional de excelencia. No es tarea que pueda encomendarse a cualquiera, incluso siendo un profesional de la fotografía con experiencia.

¿Para qué sirve la fotografía de obras de arte?

Fotografiar esculturas, lienzos u objetos de valor histórico puede tener diferentes propósitos. Dependiendo de cuál sea, el fotógrafo encargado de realizar las fotografías organiza su trabajo.Entre las más frecuentes finalidades de tomar esas fotografías están:

  • Para la promoción de exposiciones en galerías de arte, museos e instituciones.
  • Para los catálogos de esas exhibiciones.
  • Para dejar constancia del estado de conservación de obras de arte y de bienes culturales e históricos.
  • Para obras que serán subastadas.
  • Para quienes quieren tener un registro digital de su colección particular.

Cuando se trata de la documentación del estado de conservación de una obra, sobre todo si es antigua, el fotógrafo asume una gran responsabilidad y debe hacerlo con mucho cuidado y esmero.

En este caso,es indispensable que el fotógrafo para obras de arte domine la técnica, puesto que se requiere mucha precisión, y fijarse bien en los detalles. Aquí la fotografía es más que un instrumento de comunicación y pasa a ser una evidencia fidedigna del estado en que se encuentra la obra.

Fotogafía digital de cuadros

Objetivo de la fotografía de obras de arte

La reproducción fidedigna es el objetivo principal de la fotografía profesional de las obras de arte. Es una disciplina dentro del arte de la fotografía que exige dominio de la técnica, habilidades y la pericia que se requiere para realizarla.Son varios los aspectos que deben tenerse en cuenta y tratarlos con sumo cuidado, a continuación, te los mostraremos:

  • Eliminación de los brillos: Se necesita polarizar la luz para eliminar los brillos.
  • Iluminación homogénea: Es muy importante la posición correcta, ángulo y distancia de la fuente de luz. El objetivo es que la iluminación sea absolutamente uniforme, y con eso se evita que alguna zona del lienzo esté menos iluminada que el resto.
  • Fidelidad de los colores: Es de suma importancia que los colores concuerden con exactitud con los de la obra, ya sea en papel o en la pantalla.

Según el tipo de obra, debe considerarse con precisión el ángulo de la toma. Esto es muy pertinente cuando la fotografía es de esculturas u objetos, como piezas de cerámica. Son detalles que solo un fotógrafo profesional de obras de arte sabe tratar con el debido cuidado y precisión.

¿Dónde se hacen las fotografías de obras de arte?

Es una tarea nada fácil el tomar fotos de obras de arte de un museo. Por lo general no pueden llevarse al estudio y por eso deben hacerse en el museo o la galería de arte.  Entre otras razones de peso es por la seguridad.

El estudio con todos sus equipos debe trasladarse al museo o galería. También influye el tamaño de la obra, si es de un formato muy grande, se plantea un reto de grandes proporciones y hay que superarlo. Hay que ir al lugar donde está la obra.

Como no puede moverse la obra hay que ajustar ciertos detalles como la luz que se requiere y el ángulo más apropiado. Y eso solo lo puede hacer el estudio fotográfico de profesionales que dispone de esas herramientas.

Es en estas circunstancias donde se demuestra el profesionalismo de quien se ha contratado. No todo profesional de la fotografía tiene las condiciones técnicas y el conocimiento para asumir un reto como este.

Cuando se trata de obras clásicas o de un valor muy alto en el mercado, son motivos de seguridad los que obligan a los especialistas en fotografías de arte a trasladarse al sitio donde permanece la obra.

Esas son algunas de las razones por las que al tomar fotos de una obra valiosa o en resguardo de una institución, le exigen al estudio fotográfico contar con los equipos y profesionales indicados para realizar esa delicada tarea.

El arte de fotografiar obras de arte

La fotografía de obras de arte no se le puede confiar a inexpertos o a quienes por poseer un móvil con una buena cámara pueda creer hacerlo. Este tipo de fotografía debe ser lo más fidedigna posible y no puede hacerse a la ligera.

Hay muchos detalles y aspectos que deben tenerse en cuenta como para que se pueda improvisar y dé un buen resultado. Colores, brillo, luz y tomas exigen que el fotógrafo profesional demuestre su sabiduría y experiencia.

Este tipo de fotografía exige perfección en todos los aspectos, y ningún tipo de equivocación bajo ningún aspecto en cualquiera de los detalles que se exigen. Un fotógrafo de museos es también un artista con todo su talento y técnica.

Por esto, el arte de fotografiar obras de gran valor y antigüedad, es un trabajo que requiere de personal calificado, especializado, que a la hora de hacerlo pueda realizarlo de la mejor manera por la experiencia, el conocimiento y los recursos técnicos.

La fotografía de obras de arte es muy compleja y cuando se necesita de este servicio, nada mejor que un estudio fotográfico de comprobada experiencia y prestigio.

Digitalizar ilustraciones para libros

Cualidades de un fotógrafo de obras de arte

En la actualidad, la fotografía es un arte más. Al igual que el pincel acaricia el lienzo con trazos y colores o cualquier otra forma de expresión artística, así mismo lo es la fotografía. Pero como en todo arte, se piensa que lo más comercial es lo que importa o lo que prevalece.

La fotografía es un arte y quienes se dedican a ella corren la misma suerte que otros artistas y con las mismas consecuencias. Pero cuando se trata de fotógrafos profesionales de obras de arte, hablamos de una categoría superior de artista.

Se necesitan talento, técnica, experiencia y conocimientos de distintas disciplinas. El fotógrafo de obras de arte y piezas históricas o de gran valor cultural no puede permitirse errores o falla en detalles. Su profesión y especialidad depende de la perfección.

Cada trabajo o cada encargo sea de parte de un museo, institución o particular lo pone ante el reto de hacerlo con un nivel de excelencia que solo él se plantea. Y, por eso, los estudios de fotografía de primer orden cuentan con profesionales como él.

La fotografía de obras de arte es por sí misma una obra de arte. Es una intervención visual que supera el hecho mismo de registrar una imagen. Y mucha gente piensa que tomar fotos es solo asunto de luz y enfoque, sobre todo por la preponderancia de las cámaras de los móviles.

La calidad, el concepto, el diseño y los detalles de las tomas y el ambiente, solo los maneja un profesional especializado en la fotografía de obras de arte.

¿Qué debe incluir el servicio fotográfico?

El servicio especializado en obras de arte o fotógrafo profesional que contrates, debe contar con los recursos materiales y técnicos que se necesitan para que:

  • La trayectoria y la experiencia garanticen el éxito del trabajo.
  • Aporten la calidad que exiges sin costos adicionales.
  • Se encargue de todo el proceso y te mantenga al tanto de lo que se está haciendo.
  • Por sus conocimientos y experiencias te asesore en los aspectos que considere hacerlo para un buen resultado.
  • No te exija material de trabajo extra,deberá bastar con el que posea el estudio, sin costes adicionales sobre el costo acordado.
  • Con su tecnología de última generación te asegura que el trabajo realizado se adapta a todos los formatos y plataformas actuales.
  • Estés completamente seguro, de que el servicio a prestar garantizará la calidad acorde con el nivel del trabajo para lo que fue contratado.

Con esas pautas muy detalladas, debes saber que la contratación del fotógrafo profesional que necesitas es la mejor alternativa. Un aficionado o la improvisación propia no es el riesgo que puede correr un museo, una galería, una institución o un particular.

En la actualidad, las exigencias de las imágenes y el material fotográfico son mayores porque circulan en segundos por todo el universo de internet. Y la capacidad crítica de las personas está al acecho de cualquier falla o error que se cometa.

Para cada imagen o fotografía que se quiera publicar en las redes sociales o en las páginas webs, lo mejor es que se les confíe a servicios profesionales que saben cómo hacerlo y no genere efectos contrarios a los que se quiere.En el mundo de hoy, digital y de las imágenes, no pueden permitirse esos errores.


FORMULARIO DE CONTACTO:

    Nombre (requerido)

    Email (requerido)

    Mensaje

    He leído y acepto la Política de Privacidad