Fotógrafo de Eventos

Fotógrafo de eventos

Para captar esos momentos especiales que se han organizado con tanto esmero y dedicación, no hay nada mejor que unas fotografías de buena calidad. El responsable directo para lograr esos bellos recuerdos es el fotógrafo de eventos. Este debe tener la capacidad de poder recoger los instantes más significativos del hecho sin dejar pasar ninguno de ellos.

¿Por qué es importante un fotógrafo de eventos?

La fotografía es una forma de mantener a buen resguardo los acontecimientos o fechas importantes en la vida de las personas. Es un arte en el que confluyen el sentido estético y el funcional. Para desarrollar este oficio se necesita de una técnica especial para obtener los resultados deseados.

Existen diversos tipos de fotografías según sea el objetivo de las mismas. Algunas de las más conocidas son: publicitaria, documental o periodística, de retrato, de moda, entre otras. En cuanto a la fotografía de eventos, por su parte, se puede decir que tiene similitud con algunas de ellas.

La cobertura fotográfica de eventos posee características propias que la distinguen de otros escenarios. Se dedica específicamente a cubrir actividades especiales tales como conferencias, presentaciones, reuniones corporativas, inauguración de empresas o actos especiales de instituciones educativas.

Tarifas para fotos de eventos

Características de un fotógrafo de eventos

Un buen profesional en el uso del objetivo fotográfico dedicado a trabajar en la celebración de eventos debe poseer cualidades específicas y, sobre todo, preparación técnica. En este sentido, es necesario distinguir entre aquellos que se dedican a obtener imágenes de bodas, bautizos o comuniones y aquellos que deben cubrir eventos corporativos, deportivos, educativos, empresariales o de otro tipo.

Algunas de las particularidades que distinguen a un buen fotógrafo de eventos en la ciudad de Madrid por ejemplo, se explican a continuación:

  • Debe ser creativo y además, motivado y apasionado por lo que hace. Esto le permite buscar imágenes fuera de lo común y, a la vez, con gran sentido estético. Las fotografías hablan por sí solas de la escena captada.
  • Tiene una gran capacidad de organización y planificación. Según sea el tipo de evento a registrar, organizará sus equipos y materiales y planificará el tipo de fotografía que más conviene.
  • Poseer habilidades sociales que le permitan conectar con sus clientes. Esto hace que las personas a fotografiar se sientan a gusto frente a la cámara y el resultado sea lo más natural posible.
  • El especialista en eventos fotográficos debe tener un dominio en el manejo de la cámara. Conoce a fondo el aparato y aprovecha todo lo que le ofrece.
  • La empatía es un elemento indispensable para poder captar de la mejor manera posible lo que está ocurriendo en el evento.
  • La observación es un punto clave en la cobertura de eventos, ya sean estos deportivos, conciertos, carreras, entrega de premios o reconocimientos; exposiciones o fiestas populares, entre otros. Solo un buen observador es capaz de captar el motivo preciso para una buena toma.
  • Los fotógrafos de eventos deben disponer de un estilo propio que los identifique entre los demás. Es como su sello de presentación. Esto los define artística y profesionalmente.
  • Debe poseer los recursos indispensables para llevar a cabo su misión; entre ellos, el equipo requerido para realizar un trabajo de calidad.

De qué se trata la fotografía de eventos

No solo se atesoran las fotografías de familia o de enamorados. Es importante disponer de testimoniales en diversidad de actividades que se organizan a nivel empresarial, profesional, del área de la salud y tantos otros. En este sentido, para lograrlo, se requiere de profesionales capacitados en el arte y técnica fotográfica que sepan plasmar en imágenes cada acontecimiento.

Como es sabido, la fotografía en sí es un arte que va acompañada de procedimientos y técnicas especiales. Cuando se realiza la cobertura de eventos se debe tener la sensibilidad necesaria para poder captar emociones diversas. Son situaciones distintas que requieren ser abordadas con gran habilidad.

La fotografía de eventos necesita que el fotógrafo se enfrente a escenarios diversos con temas académicos, de entretenimiento, culturales, musicales… El profesional, en estos casos, debe ser altamente comunicativo para interpretar en cada imagen lo que los clientes buscan. Asimismo, debe saber siempre ir más allá de lo que se ve de manera objetiva. Con su iniciativa y creatividad hará descubrir en cada fotografía lo subjetivo y, un poco del mundo interior de las personas fotografiadas.

Finalidad de la fotografía de eventos

En la actualidad, muchas empresas e instituciones, tanto públicas como privadas, utilizan el recurso de la fotografía. Es una forma práctica y efectiva de transmitir sus valores, propósito y razón de ser en la comunidad donde se desarrollan. Los eventos constituyen una vía para darse a conocer y plasmar en imágenes su visión y misión. Cada vez son más las firmas empresariales que buscan el apoyo de los profesionales de la fotografía para estos encuentros.

De este modo, cada evento que se planifica y desarrolla, debe contar con un propósito específico. Este puede ser de interés deportivo, para recaudar fondos, para dar a conocer un producto, una actividad de promoción cultural como música, danza, teatro, moda, cocina, entre otros. Es por ello que, este tipo de fotografías deben contener los elementos esenciales para transmitir un mensaje claro a las personas que las observen.

Elementos importantes que considera un fotógrafo de eventos

La fotografía no es algo sencillo de poner en práctica, aunque así lo parezca. En la actualidad, debido a los recursos tecnológicos que la mayoría dispone, muchas personas deciden hacer ellos mismos sus fotografías. Pero, si se quiere un material de calidad, que transmita un mensaje importante, es necesario que la responsabilidad de hacer perdurable el evento, esté en manos de un profesional, es decir, de un fotógrafo de eventos.

Algunas de las acciones que se llevan a cabo antes de una sesión de fotografías de eventos son las que se especifican a continuación:

  • Contemplar una propuesta del trabajo a realizar tomando en cuenta los objetivos del cliente. Para ello, se debe conversar sobre lo que se desea plasmar en el material fotográfico. Cuál es el objetivo, qué tipo de imágenes se desea, las escenas que se quiere vislumbrar, etc.
  • Debe haber mucha claridad en la propuesta, si es posible, presentarla por escrito. La creatividad y las ideas nuevas deben ajustarse a lo que requiere el cliente, o bien, haber sido discutidas con antelación.
  • Cumplir con todo lo planteado en la propuesta presentada. Así se evitan sorpresas desagradables
  • Se debe llegar con anticipación al lugar donde se realizará el evento. Una vez allí, se podrán ubicar los mejores fondos, realizar fotos de práctica, buscar los ángulos más adecuados, verificar la iluminación y otros aspectos importantes.
  • Estar atento ante cualquier eventualidad que pudiera ocurrir que sea digna de ser fotografiada. Se debe estar enfocado y presente en el lugar para poder fotografiar situaciones importantes que sucedan de un momento a otro.
  • Es recomendable mantener contacto con los empleados y asistentes al evento para obtener datos que pudieran ayudar a lograr mejores tomas.
  • Es necesario que se cuente con una buena planificación que incluya la revisión anticipada de los equipos de trabajo. De esta manera, se debe constatar el enfoque, los ajustes de velocidad, la iluminación, los formatos de disparos, la calidad de los colores y el aspecto artístico.

Algunos detalles de la fotografía de eventos

La organización de un evento de cualquier índole necesita un tiempo de planificación, organización, inversión de tiempo, esfuerzo y recursos financieros. Es necesario entonces, contar con los mejores especialistas en esta rama para emprender esta misión. Uno de los más importantes es el fotógrafo, pues es el encargado de plasmar en imágenes lo acontecido en el lugar.

Entre las razones que fundamentan la relevancia de la fotografía de eventos es que a través de ella se puede proyectar un mensaje. Este puede estar contenido en la misma imagen, en el lema de la empresa, en la misión, la visión o bien en la marca, si este fuera el caso.

Del mismo modo, mediante las fotografías tomadas antes, durante y después del evento se puede perfectamente contar una historia. En ella se resaltan los valores que el o los clientes desean dar a conocer. Se debe recordar que cada evento es único e irrepetible por lo que debe aprovecharse al máximo lo que allí se refleje.

En este sentido, cuando se dispone de un buen fotógrafo de eventos se obtienen varios beneficios. Resulta innegable que, cuando se logran fotos de calidad profesional esto va a tener un impacto positivo en las personas que las admiren. En consecuencia, se creará posiblemente el efecto “boca a boca”. No hay mejor publicidad que la que se da por recomendación de amigos y familiares que ya conocen el trabajo del fotógrafo.

Independientemente cual sea el motivo del evento, un cuidado repertorio de fotografías genera credibilidad y confianza en lo que se desea promocionar. Por consiguiente, el autor del trabajo también se verá realzado.

cobertura de eventos fotográficos

¿Por qué decidir contratar a un fotógrafo profesional de eventos?

De cara al evento, ultimando todos los detalles, se hace muy necesario contar con personas capacitadas en el arte fotográfico. Además, este debe estar debidamente especializado en el área de eventos. Existen razones fundamentadas que ayudarán a tomar la decisión correcta y no correr el riesgo de tomar las fotografías con cualquier cámara de un teléfono inteligente. Algunas de las más importantes se detallan a continuación:

  • Un fotógrafo acreditado en eventos se va a enfocar en todas las tomas que debe realizar. De esta manera, no estará distraído con las personas, la música u otros agentes distractores. Su tarea es la de realizar un trabajo bien logrado sin escatimar esfuerzos.
  • Cuenta con los recursos necesarios, entre ellos, el equipo apropiado. También debe estar imbuido en la técnica adecuada para cada tipo de evento. Con su experiencia sabrá cómo ir hilvanando la historia a través de todas las imágenes obtenidas.
  • Un fotógrafo profesional sabrá determinar la mejor manera posible de cómo realizar la toma de amplia extensión aprovechando los ángulos adecuados. Así los resultados serán óptimos.
  • Los gestos innecesarios o impropios nunca saldrán en la fotografía de un fotógrafo profesional. Con su habilidad sabrá captar el momento justo para darle clic al obturador de su cámara.
  • La creatividad y el ingenio para componer de forma adecuada cada fotografía solo se logra con el profesionalismo del fotógrafo. Él aprovecha los momentos clave sin recurrir tanto a las poses.
  • El fotógrafo con larga experiencia y estudio de su oficio no solamente realiza de manera correcta cada toma sino que logra que en las imágenes se reflejan situaciones poco comunes, las emociones y los sentimientos de la gente. De esta manera se logra una foto bonita y que llama poderosamente la atención.
  • El fotógrafo profesional aplica algo de psicología. Su roce constante con las personas le hace predecir cómo van a reaccionar ante determinados estímulos. Esto lo ayuda a lograr fotografías muy humanas y emotivas que llevan a las personas a evocar de manera vívida lo acontecido.
  • La mente creativa de un buen fotógrafo profesional hace que el producto obtenido del trabajo fotográfico realizado sea el mejor. Sus fotografías se distinguen por ese toque pleno de imaginación y fantasía.
  • No obstante, si hay algo que se pueda perfeccionar, un buen profesional le sacará provecho a las nuevas tecnologías digitales existentes. Él sabrá utilizar el Photoshop o Lightroom sin que se note.
  • En conclusión, el fotógrafo profesional hará siempre muchas y muy buenas fotografías. Estas constituirán un recuerdo exquisito y valioso de un momento memorable para la empresa o institución que las haya encargado.

Algunos aspectos que un fotógrafo de eventos necesita saber antes de comenzar a hacer su trabajo

Si deseas contratar los servicios de un fotógrafo de eventos, es bueno que le proporciones algunos puntos de información. Esto hará su trabajo más fácil y los resultados más satisfactorios para el cliente. Entre los aspectos que un buen profesional debe manejar al aceptar realizar las fotografías de un evento están los siguientes:

  • Tener clara la finalidad de las fotografías, qué uso se les dará; si son para publicar en las redes sociales, para llenar un portafolio publicitario, para que formen parte de sus documentos históricos o simplemente, para tenerlas de recuerdo.
  • Es de mucha utilidad que el fotógrafo se familiarice con anticipación del lugar donde se realizará el evento. Esto hará que el día señalado para el trabajo sepa cómo se va a desenvolver en ese ambiente. También es interesante que intercambie ideas con el organizador del evento ya que este le puede dar ¨luces¨ para un mejor desenvolvimiento en el escenario final.
  • Conocer el programa de la actividad con todos los detalles le proporciona al fotógrafo los datos para prepararse mejor.
  • Tener anotados los hechos específicos que el cliente desea que queden plasmados en las fotografías. Esto debe ir acompañado de la hora y el sitio preciso  donde se van a dar. De este modo, no quedará nada importante por fuera.
  • Igualmente, tener en una lista las personas u objetos que deben ser fotografiados evitará omisiones importantes.
  • El fotógrafo debe estar al tanto de conocer qué sitios del local del evento pueden fotografiarse y en cuáles no está permitido hacerlo. Esto se aplica, sobre todo, en sitios de índole religiosa, museos o lugares históricos, arqueológicos, etc.
  • El fotógrafo debe estar al tanto de cuáles son las tomas fotográficas específicas que el cliente desea que queden plasmadas en las fotos. Es importante que el fotógrafo considere que lo que es interesante para él no necesariamente lo será para el cliente.

Eventos Demo – Medya Audiovisual from Medya Audiovisual on Vimeo.

Características de fotógrafos de eventos en Madrid

La fotografía de eventos en Madrid se caracteriza por aportar dinamismo y buena calidad a su portafolio de trabajos. Para lograr imágenes de valor, el profesional de la fotografía debe saber captar emociones, expresiones y movimientos inesperados que resultan significativos.

En este sentido, hay fotógrafos especializados en la tarea de eventos que no incluyen celebraciones de bodas, bautizos o comuniones. De esta forma, se trabaja en imágenes que captan esos momentos especiales en reuniones de negocios, premiaciones, concursos, condecoraciones, musicales, desfiles de moda, inauguración de un centro cultural, presentación de una marca o producto, entre otros.

La emoción y el sentimiento juegan un papel preponderante en el resultado final y de calidad de una excelente colección de imágenes. Lo que se logre plasmar en las fotografías es la mejor carta de presentación de un fotógrafo de eventos.

¿Por qué contratar a un fotógrafo de eventos en Madrid?

 En la capital española existen diversas opciones para elegir entre los mejores fotógrafos especializados en eventos. Algunas de las características más resaltantes, entre tantas, se muestran a continuación:

  • Preparación en cuanto a técnica y manejo de los diferentes equipos fotográficos y accesorios.
  • La experiencia adquirida a través de los años redunda en un trabajo exitoso y de gran calidad.
  • La responsabilidad está representada en la puntualidad y en la ejecución de cada una de las acciones determinadas con el o los clientes.
  • La calidad con la que se realizan los proyectos pone de manifiesto un excelente resultado.

Esto es todo lo que debes saber sobre los fotógrafos de eventos en Madrid.


CONTACTA CON NOSOTROS:

    Nombre (requerido)

    Email (requerido)

    Mensaje

    He leído y acepto la Política de Privacidad