Fotógrafo Producto Madrid

La fotografía trata de mostrar lo mejor de cada producto, sus cualidades que lo pueden hacer único o simplemente ser una novedad en el mercado. Un fotógrafo de producto debe tener la sensibilidad y la capacidad de poder sacar lo mejor de cada producto para conseguir llamar la atención de los clientes y así convertirse en un superventas.

En nuestro día a día, en el que el tiempo es el tirano y en el que todos invariablemente transitamos, posicionarse y generar visibilidad es fundamental.

La capacidad de la fotografía es el poder transmitir visualmente todo un mundo de emociones en muy poco tiempo, es ahí donde la fotografía entra en juego, ya es lo primero que nos entra por los ojos al visitar una página web.

Hoy más que nunca se demuestra que nuestras consumiciones de compra se hacen en base a pequeñas o grandes emociones, creando alrededor de esa fotografía de producto todo un aura de sensaciones.

Existe un buen abanico, en la red de publicaciones vinculadas con la fotografía de producto y su mundo.

Es difícil hacer un ranking en función de la calidad de las misma, sobre todo porque en general informan sobre un producto en sí, con un objetivo claro a la hora de llegar al espectador.

Pero en lo que todas las fotografías coinciden es que tratan de dar a conocer aspectos relevantes sobre la historia de ese producto y todo lo que lo rodea, desde la mirada crítica y a la vez benevolente de su autor.

Fotógrafo de relojes para subastas

Empezaremos hablando aquí sobre el intermediario entre lo que se ve y lo que se quiere expresar: el fotógrafo de producto, ese apasionado por sacar en cada fotografía todos los puntos fuertes de un objeto, así como toda su belleza, y conseguir de esa forma llegar al máximo público posible, con el objetivo de convertir en ventas la mayor parte de esa audiencia.

El fotógrafo de producto

El fotógrafo de producto, enfocado tanto a la publicidad como a un catálogo, cuida los detalles para mostrar su producto y hacerlo atractivo al mercado.

Sus objetos cobran vida en un flash para luego convertirse en un recuerdo, y quedar para siempre en la retina de quien tiene la oportunidad de toparse con su obra.

Estos detalles que se muestran son esenciales en la venta, por ejemplo, en la redes sociales, mostrar el producto en una modelo o en un espacio hace crear una imagen más cercana al consumidor, en donde se muestra el producto fotografiado en una situación real que puede ser muy próxima a la que va a vivir el cliente.

Y es que no hay segundas oportunidades cuando hablamos de crear una imagen positiva de nuestra marca en el mercado. Es por ello que se hace fundamental el uso de imágenes de producto profesionales, sobre todo si se trabaja en moda, joyería o inmuebles

No hay límite para este fotógrafo que hace que sus productos se vean y se sientan a través del objetivo. Demostrando así que, una buena imagen aumenta las ventas y da más confianza al cliente.

Además, capta el producto y lo vuelve a revivir en las plataformas con excelente tratamiento de la luz y la perspectiva, ambicioso en cuanto a la temática de sus fotos, busca inspiración ahí donde nadie la encuentra.

La fotografía de producto es primordial en el mundo de la publicidad, entendiendo a la publicidad como la forma de dar a conocer un producto y generar en el espectador las ganas de comprarlo, haciendo que ese producto salga del anonimato y se lance al mercado con toda la fuerza de su creador de la manera mas atractiva posible y generando interes en el producto, aún sin conocerlo.

Todas las imágenes deben sugerir una historia, las de producto también. A través de la iluminación, la disposición de los elementos,el relleno y el color, nuestra imagen debe hablar al espectador.

La composición es clave para ayudar a leer las fotografías donde el objetivo es nuestro producto, hace que se transforme en el arte de identificar y colocar los elementos de la fotografía dentro del encuadre para producir una imagen que transmita al espectador un mensaje, historia o emoción coherente. A través de la composición, conseguir generar una buena historia es clave, acerca el producto al espectador a través de ella y esto es lo que hace un buen fotografo de producto.

Crea imágenes sencillas pero directas.

Cada fotografía tiene (o debería tener) un centro de interés,esto es lo que hace que cualquier persona que mire una fotografía pueda entender lo que queremos enseñar con la foto, minimizando el interés a los detalle superfluos y llevando la mirada del espectador de una parte de la foto a otra, creando una ilusión de fluidez dentro de la propia imagen, pero sin olvidarse de su centro de interés, el producto.

De esa forma, conseguimos que aquel espectador que se tope con estas fotografías se sienta cómodo y no agobiado, como sí sucede con la gran mayoría de anuncios que nos podemos encontrar en la calle.

La creación de nuevos mundos a través de un lenguaje que se construye desde ese punto de vista en el que se encuentran, se mezclan y se separan las técnicas, el arte y la identidad hacen revivir una y otra vez aquellas historias que se cuentan desde la intimidad de lo vivido, de los recuerdos o de la añoranza, llevándonos hacia nuevas perspectivas, habiendo adquirido nuevas formas de ver y entender el mundo.

Captar productos con imágenes profesionales y de alta calidad, es al fin y al cabo el principal motor para potenciar el producto en tiendas físicas u online y así aumentar la tasa de conversión en ventas.

Para montar estas fotografías, el lugar es fundamental, cuidando que en él se tenga un espacio suficiente para crear un fondo sencillo y contínuo, y que además permita el movimiento alrededor del producto, así como captarlo desde distintos ángulos.

Podremos elegir entre un bodegón o una habitación libre, un lugar fijo, o algún escenario al aire libre, pues montar y desmontar la escena para cada sesión, aunque esto puede llevar su tiempo, te aseguramos que así obtendrás los mejores resultados.

Asimismo, es mucho más cómodo (aunque menos desafiante) obtener resultados tangibles si se trabaja siempre en el mismo lugar, obteniendo imágenes de producto de alta calidad consistentes y elegibles para cualquier empresa.

Distorsionar el sentido que el cliente se hace de los productos no solo puede alejar a ese cliente sino que también puede darle la sensación de que los elementos utilizados para ello están algo descuidados.

Es importante recalcar que podemos crear una guía de categorías para esa fotografía de productos; en ella, se especificaran el tamaño, el marco, las márgenes, la alineación, el fondo y y las sombras para cada grupo de productos.

Fotógrafo de libros

Generalmente cuanta más información proporciones acerca de los productos, mejor será la experiencia de compra y más se reducirá la tasa de devoluciones. La información que proporcionas sobre tus productos proceden mayoritariamente de una buena descripción y de la calidad de las imágenes de los productos.

Por lo tanto, publicar múltiples imágenes de alta calidad de cada producto es un factor clave para el éxito de todo emprendimiento.

A los potenciales clientes se les ofrece agregar zoom sobre el artículo para ver las áreas de mayor interés, convirtiéndose en una herramienta muy valiosa para aumentar la visibilidad del producto.

También se ofrecen imágenes adicionales que resalten especialmente los principales detalles del producto para captar la atención de sus clientes, asegurando la inclusión de tomas que revelen el más mínimo detalle en los productos fotografiados, como pueden ser logos de la marca o el tipo de estampado.

El color en la fotografía de producto

En cuanto al color no hay una forma sencilla de reconocer cuál será la combinación más aceptada ya que los colores de los productos están formados por pigmentos que absorben la luz.

Este hecho hace que las representaciones de color sean poco precisas en la fotografía de productos. Los clientes tienden a sentirse frustrados, insatisfechos e incluso decepcionados cuando reciben un producto que tiene un color distinto del que vieron en la página web, y es necesario aclarar que todos los monitores no reflejan los colores igual.

Resulta esencial para los vendedores online representar los colores de sus productos lo más cercano posible al original, y el primer paso para conseguir buenos resultados comienza en el estudio.

Ya analizado qué es la fotografía de producto y algunas de las ventajas o los usos que tiene para con una empresa ya instalada o en crecimiento, podemos asegurar que las finalidades de este tipo de fotografía y en qué pueden beneficiar exactamente a una compañía y a sus productos o servicios, hacen que una fotografía de producto profesional sea algo más que necesario para toda empresa que se precie.

Estamos hablando de una necesidad básica. Sin esa fotografía de producto tomada con los más altos estándares de calidad, no puede lograrse la publicidad ni la creación de los catálogos y sus grupos, no puede mostrarse aquello que se desea vender y, por consiguiente, no se puede atraer a clientes potenciales ni posibles compradores.

En la fotografía de producto debemos distinguir si es una fotografía para entornos online o físico, y es que según nuestra forma de exponer este producto podemos, tener una venta significativa.

Y es que en el mundo online, podemos disponer de productos en 360 grados, esto es una técnica en el que se hace girar un producto en una base, mientras es fotografiado, luego se hace una composición y podremos visualizar el texto en 360 grados, podremos apreciar todos los ángulos y hacernos una visión real del producto.

En este medio también se incluye la publicidad en plataformas como Facebook e Instagram, en la cuales sin una buena imagen, no llegaremos a captar la atención del cliente, y por lo tanto estaremos gastando nuestro presupuesto publicitario en esta red de una manera errónea, ya que no nos servirá para la venta.

Por otro lado, si hacemos una fotografía de producto para un medio físico, lo mejor es elegir o bien una fotografía que despierte el interés por el mismo o el producto en un fondo blanco, haciendo que el centro sea el propio producto.

Además una vez tengamos el producto fotografiado por un fotógrafo profesional, podemos usar esas fotos para hacer composiciones, donde podemos incluir por ejemplo, las características más relevantes.

Serán esos profesionales los que logren mostrar las características y las ventajas del producto en las imágenes, así como reflejar los valores que defiende la compañía, la filosofía de marca y todo lo relacionado con ella.

Entonces ¿Qué pasa en caso de que las imágenes tomadas no sean profesionales o no logren mostrar las virtudes y los mejores detalles del producto? Es entonces cuando el cliente puede percibir el producto como algo de baja calidad y presentar desconfianza hacia él y hacia la marca. Por ello es tan importante la fotografía de producto, porque es tan influyente y decisiva como puede serlo el slogan de una marca o un spot callejero.

Se disminuye notablemente la cantidad de compradores de un producto en el que en la foto parece usado o de mala calidad. Las fotografías pueden editarse, pero además de la edición, puede jugar con la iluminación, el color y otros aspectos como el brillo y el contraste para hacerlo más llamativo, pero muchas veces esas fotos en postproducción no se pueden arreglar ya que no son de buena calidad.

Muchos productos son los mejores del mercado pero no están presentados de manera correcta en el mercado o a los clientes potenciales, por lo que estos mismo están abocados al fracaso, ya que no logramos que sea llamativo ni impresionar positivamente, siendo este el siglo en el que las redes sociales son un elemento fundamental de las marcas que necesitan destacar.

Fotógrafo de numismática profesional

Tips para una buena fotografía de producto:

Aunque lo mejor es dejar todo esto en manos de fotógrafos de producto, vamos a tener en cuenta lo básico. En la fotografía es indispensable el uso de un objetivo de calidad. Para ello elegimos un objetivo macro para que pueda enfocar al objeto aunque se encuentre muy cerca,el resultado será sorprendente y se verá lo que puede hacer para obtener la más alta calidad en la foto de producto.

En cuanto a la luz, una fuente natural es lo mejor, es ideal para este tipo de fotos. Pero como no se puede controlar, no dejamos nada al azar.  Para poder tener un mayor control de la iluminación podemos utilizar una fuente de luz potente que enfoque al producto.

El uso de lámparas, flashes, difusores y reflectores certifican los resultados. Por consiguiente, podemos trabajar con la luz dura para los objetos totalmente mate, una luz difusa para superficies reflectantes, o ante objetos rugosos luz de contra para resaltar su textura, luces laterales para dar volumen a los objetos, creando brillos y sombras y así eliminar fuentes secundarias de luz como focos y ventanas para evitar variaciones de luz indeseadas.

La cámara captará todos los detalles del producto, haciendo de este un elemento publicitario fundamental para las ventas. Así que cuidamos al detalle no captar efectos negativos, como el polvo, una huella digital, una esquina doblada…

Teniendo en cuenta que el comprador no puede ver el objeto en persona debemos “con la foto” darle la mayor cantidad de información posible y convencerlo de su calidad, haciendo que lo compre.

Y es que, una gran foto ayuda a vender con éxito un producto.

En el mundo web lleno de contenido y de competidores es fundamental dar el primer paso buscando imágenes de alta calidad en busca de mayor visibilidad, y una mejor estrategia de venta, generando así mayor confianza en los potenciales compradores.

Entonces la descripción minuciosa, la diferenciación, la marca personal y el cuidado al detalle de las emociones que transmite acercará al consumidor al producto final asegurando el éxito en la puja de las consumiciones del mundo digital en el que vivimos.

A través de estos productos se crea un universo emocional con el que se quiere identificar al cliente.

Pero manifestar estas emociones y transmitirlas de forma visual requiere de sensibilidad, calidad y experiencia.

El uso que se les da y lo que se quiere contar a través de ella nos identifica como profesionales, por eso una imagen cuidada y de calidad es fundamental a la hora de transmitir los valores de una empresa, poniendo nuestra esencia en cada uno de los proyectos en los que nos embarcamos con el fin de hacer que nuestros clientes consigan lograr la apertura a un mayor público.

Cada fotografía, encierra una historia, y cada detalle ayuda a potenciar la publicidad de este producto atrayendo así a más compradores y mejorando las ventas, siempre basadas en la calidad y la experiencia en la toma de estas imágenes, que aunque algunas puedan parecer cotidianas, pueden llegar a adquirir belleza y atractivo de la mano de un profesional.


CONTACTA CON NOSOTROS:

    Nombre (requerido)

    Email (requerido)

    Mensaje

    He leído y acepto la Política de Privacidad