Estilismo en la Fotografía de Alimentos: valor de los detalles

La Fotografía de Alimentos se caracteriza principalmente por la habilidad del fotógrafo a la hora de captar cada detalle. Mostrar el alimento de forma minuciosa, para conseguir la máxima atención del público.

No importa tanto que el tamaño del alimento en sí, sea más grande o más pequeño, que aparezcan varios alimentos juntos o que se trate, por ejemplo, de un alimento rebozado o a la plancha. Lo importante es destacar el alimento de la forma más real posible. Generar el mayor atractivo visual hacia el mismo y fomentar el deseo de consumirlo. En la fotografía de alimentos, la imagen debe ser lo más atractiva y destacada posible, a través de matices que plasmen de forma única, cada alimento fotografiado.

La composición de cada fotografía, la luz o las sombras, los colores o los elementos que acompañan al plato, son técnicas que ayudan enormemente para conseguir que esta fotografía obtenga una mayor calidad. Reflejar el detalle del alimento a través de su textura o su color y conseguir siempre el aspecto más apetecible, son sin duda, el objetivo de una fotografía que permite mostrar al público los alimentos de una forma excepcional. Es un tipo de fotografía especializada y realizada por fotógrafos profesionales.

Deja un comentario