Fotógrafo Profesional de Producto en Madrid

El número de tiendas online no deja de crecer, es una apuesta de inversión que se ha puesto de moda en los últimos años. Y no es para menos, un estudio revela que un tercio de la población española compra por Internet. Con el auge del ecommerce, también se ha disparado la competencia, por eso hay que buscar nuevas formas de llevar a nuestro cliente a la compra. Hace unos años era suficiente con subir una foto medio decente del producto y algunos datos técnicos, pero ahora la fotografía es una de las partes más importantes en cualquier estrategia de ventas. Vamos a hablar de cómo vender más mejorando tus fotografías de producto.

Una buena primera impresión es primordial
La premisa de “La primera impresión es lo que cuenta” se cumple a rajatabla en el ecommerce, necesitamos captar su atención y ponérselo fácil desde el primer momento. Por ejemplo, desde la página principal de la tienda, el cliente ya tiene que ver claro el producto, o productos que se venden. Tiene que distinguir bien los colores para no darle lugar a dudar.

Debemos cuidar también los retoques que hayamos hecho, si parece una foto muy artificial, la gente no se fiará y dudará, perdiendo así muchas posibles conversiones.

Unas buenas fotografías de producto tendrán que estar acompañadas de un buen diseño de la web, no nos vale nada tener una buena imagen si el soporte no está al mismo nivel.

Fotógrafo de Joyas en Madrid

Impulsa a la venta con cada fotografía
La descripción del producto no es suficiente, debes explicarle lo mismo a través de la imagen. Piensa en tu propia experiencia, cuántas veces te han dicho “Me he comprado un producto ideal y exclusivo…” y cuántas veces te has comprado algo que has visto con tus ojos y te ha ganado desde el primer momento.

Al igual que a ti, la misma teoría ocurre con todos: Un cliente quiere saber qué características tiene ese producto, cómo es de arriba a abajo, porque lo va a comparar con el de la competencia, y siempre hay que facilitar ese proceso.

 

Pocas fotografías pero buenas mejor que muchas malas
El objetivo es informar al cliente del producto y sus características, tampoco vamos a crear en él más expectativas, ya que podría causarle una decepción. Todos los rasgos distintivos de  nuestro artículo deben estar expuestos a través del catálogo fotográfico. Vamos con un ejemplo, con fotos del primer plano de algún detalle especial. Lo ideal es tener fotos de todos los ángulos interesantes posibles.

Tampoco se trata de cantidad de fotos, se trata de calidad de imagen, y esto lo conseguirás a través de una empresas profesional especializada en este tipo de fotografía.

 Presupuesto Fotografía producto Madrid

¿Por qué es importante la fotografía de producto?: Marca la diferencia
Si quieres vender más mejorando tus fotografías de producto, debes ser diferente. Si juegas con otros elementos, ángulos, colores… en definitiva, si tu fotografía de producto es más original que la competencia, te recordarán para siempre. Hay que diferenciarse de algún modo, y la fotografía es el recurso más efectivo. Trata de que tus imágenes muestren la personalidad de la empresa, el objetivo es que te reconozcan  sólo al ver una fotografía.

 Invita a la interacción
El anterior punto nos lleva a éste, si eres diferente, tu cliente potencial va a reaccionar cuando vea tu producto. Te interesa que tu contenido se difunda, y sólo un buen contenido original logrará que tus clientes lo valoren y lo difundan. Nos encontramos en una época donde prima lo audiovisual, ¡aprovéchalo!

 ¿Conoces la estrategia AIDA? Para unas buenas fotos de producto, en resumidas cuentas, las cuatro reglas a seguir son:

Capta su atención

Genera interés

Despierta su deseo

Incita a la acción

 

Y recuerda siempre analizar a quién te diriges, que las fotografías hablen en su idioma, muéstrale no sólo el producto, sino cómo lo va a poder disfrutar.
A través de nuestra tienda online, debemos ser capaces de comunicar y llevar a nuestro cliente a la decisión final de compra. Tanto diseño, contenido y estructura deben estar muy cuidados, es una tarea que requiere planificación y estrategia, pero si se hace bien, dará buenos resultados.

 

Deja un comentario