La Imagen de la Empresa: Fotografía Corporativa

Muchas empresas recurren a la fotografía corporativa o institucional para promocionar su actividad dentro de la Empresa y representar, así, un nuevo modelo más cercano para promover sus productos o servicios.

La principal razón por la que se decantan por el formato fotográfico es su capacidad para ofrecer una idea corporativa detallada sobre las personas, instalaciones, departamentos y procedimientos de la compañía en imágenes relevantes para la transparencia.

De esta manera, todos los clientes se sienten informados acerca de la identidad corporativa de la empresa de forma directa, cercana y humana. Así se pueden transmitir los diferentes aspectos del desarrollo de la misma y mostrar con confianza a las personas que hay detrás de la producción activa y efectiva, a la vez que muestra sus valores poniendo rostro al personal real que lo hace posible.

Una de las mayores ventajas de la fotografía corporativa es que al posicionar a las personas en un ambiente laboral productivo y agradable, crea una imagen de la compañía que los clientes aprecian y genere en ellos un mayor interés por lo que sucede en la misma y se establece una conexión muy directa entre ambas partes, una conexión no solamente racional, sino emocional con las personas, estética y filosofías que se desarrolla en su núcleo corporativo.

Igualmente, otra de las ventajas más celebradas de la fotografía corporativa es la facilidad  de difusión que tiene este formato fotográfico, no sólo a través de Internet, empezando por la página web de la empresa, sino que también a través de entregas de suplementos, revistas, o de proyecciones digitales en reuniones, ferias o congresos delante de potenciales clientes.

Con una cuidada y adecuada edición y la participación de profesionales con un equipo material de alta calidad se obtendrá una imagen fotográfica eficaz y veraz que llegue al público objetivo, haciéndose formar parte de algo real y cercano.

Deja un comentario